¿Qué es la Disfunción eréctil ?

¿Qué es?

Es la incapacidad del varón para obtener o mantener una erección suficiente y realizar un coito satisfactorio. La DE es una situación muy frecuente; se ha calculado que afecta en mayor o menor grado a la mitad de los hombres entre los 40 y los 70 años. Pero no es un tema que se trate abiertamente, pues forma parte de la vida íntima de los individuos y de las parejas. Mitos y expectativas culturales de la sexualidad masculina han impedido a muchos varones buscar ayuda para un trastorno que puede beneficiarse, en la mayoría de los casos, de un tratamiento relativamente sencillo.

¿Cuáles son las causas de la DE?

Cualquier alteración de los mecanismos que intervienen en la erección (deseo sexual, estímulo, problemas neurológicos, problemas vasculares) puede producir la alteración del proceso normal de la erección y, por tanto, disfunción eréctil.

Tratamiento

La gran mayoría de hombres con problemas de erección pueden recibir diferentes tratamientos, todos ellos eficaces y seguros si se toman siguiendo los consejos del médico, y pueden llegar a solucionar el problema.

El tratamiento debe basarse primero en la identificación de las causas que producen la disfunción eréctil.

A veces un simple cambio en los fármacos que se están tomando para controlar otras patologías puede ser suficiente.

Otro tipo de tratamientos que se pueden utilizar son:

– Inyecciones en el pene: la sustancia inyectada tiene una acción local que facilita la erección.

– Dispositivos de vacío: provocan un vacío haciendo que el pene se llene de sangre y se produzca la erección.

– Cirugía: En general y cuando los métodos anteriores no son eficaces, se recomienda la colocación de una prótesis de pene.

– Tratamiento hormonal: en caso que los problemas de erección sean de causa hormonal como puede ser por Déficit de Testosterona.

– Tratamiento psicológico: está indicado en aquellos hombres con problemas de erección de causa psicológica o mixta.

– Ondas de choque: son ondas de baja energía que aplicadas en la región genital producen un efecto beneficioso sobre la circulación sanguínea, pudiendo mejorar la función eréctil.

– Tratamientos tópicos: crema de aplicación local, con efecto a los 5-30 minutos desde la aplicación.

Sólo tu médico puede decirte cuál es el tratamiento de la Disfunción Eréctil más adecuado para ti. Sólo una farmacia acreditada puede suministrarte la medicación que te han prescrito.