Condiloma: factores de riesgo

 

Los condilomas acuminados, también conocidos como verrugas genitales, son uno de los tipos más comunes de infecciones de transmisión sexual. Al menos la mitad de todas las personas sexualmente activas se infectaran con el virus que causa las verrugas genitales en algún momento de sus vidas.

Como el nombre sugiere, las verrugas genitales afectan a los tejidos húmedos de la zona genital. Las verrugas genitales pueden parecer pequeñas protuberancias de color carne, o tener un aspecto similar a la coliflor. En muchos casos, las verrugas son demasiado pequeñas para ser visibles.

Aunque la mayoría de las verrugas en el área genital son indoloras y no causan ningún síntoma, pueden causar picazón, ardor o dolor en la zona infectada. Algunas mujeres que tienen verrugas genitales en la vagina pueden haber sangrado durante las relaciones sexuales o tener un anormal flujo vaginal.

En las mujeres, las verrugas genitales pueden crecer en la vulva, las paredes de la vagina, el área entre los genitales externos y el ano, y el cuello del útero. En los hombres, pueden ocurrir en la punta o el tallo del pene, el escroto o el ano. Las verrugas genitales también pueden desarrollarse en la boca o garganta de una persona que haya tenido contacto sexual oral con una persona infectada.

 

Prevención

La forma más eficaz de prevenir el contagio de VPH y evitar las verrugas genitales es utilizar prácticas sexuales seguras, que incluyen el uso del preservativo de látex durante las relaciones sexuales y evitar el contacto sexual con personas afectadas.

El uso de un condón cada vez que tenga relaciones sexuales puede reducir significativamente el riesgo de contraer verrugas genitales.

Los condones pueden reducir la propagación del condiloma acuminado, pero no son infalibles. A veces las verrugas pueden aparecer en áreas no protegidas alrededor de los genitales.

Hay una vacuna disponible para condiloma acuminado, que se utiliza con mucha frecuencia, en especial para las mujeres jóvenes de entrar en la pubertad. Esto está diseñado principalmente para ayudar a evitar la captura de cáncer de cuello uterino. Algunos médicos también recomiendan dar esta vacuna a los jóvenes para ayudar a disminuir la frecuencia global del virus. La idea general es dar la vacuna a las adolescentes antes del inicio de su actividad sexual.

 

¿Qué es la fimosis?

¿Qué es la fimosis?

La fimosis es una condición dolorosa en la que el prepucio es demasiado estrecho para ser desplazado hacia atrás sobre la cabeza del pene (glande). La fimosis en niños y bebés suele ser normal hasta los 3 años de edad, pero en niños mayores y adultos puede ser el resultado de una condición de la piel que causa cicatrización y problemas como:

  • Abultamiento del prepucio (especialmente durante la micción).
  • Dificultad o dolor al orinar.
  • Incapacidad para tirar hacia atrás el prepucio.
  • Malestar o dolor en el pene.
  • Hinchazón de la punta del pene, es decir, glande inflamado.
  • Erección dolorosa.

Es una de las enfermedades del pene más comunes y usualmente se presentan tres tipos de fimosis:

  • En la que el orificio del prepucio es de un diámetro apenas apreciable, con la piel de alrededor de aspecto y grosor normales.
  • Fimosis cicatricial o anular no retraible: en que la piel que rodea el orificio del prepucio está engrosada, habitualmente por enfermedades como balanopostitis.
  • Fimosis anular: en la que el prepucio se encuentra estrechado en mayor o menor medida y por alguna circunstancia hay complicaciones para retraerlo.

También se encuentran la fimosis primaria o de origen congénito y la fimosis secundaria o adquirida. La primera es normal en pequeños y desaparece en la mayoría de los casos entre los 3 y 5 años por sí sola. Mientras que la segunda es patológica y entre sus posibles causas están las infecciones reiteradas, desgarros y heridas cicatrizadas.

Tratamiento

Un cuidadoso examen físico realizado por el médico podría determinar el diagnóstico de fimosis.

Los tratamientos para la fimosis dependen de la edad, gravedad y síntomas resultantes, por lo que pueden incluir la suave retracción manual del prepucio todos los días, la aplicación de pomada con esteroides o una cirugía como circuncisión. Usualmente las fimosis en adultos requieren las siguientes medidas:

  • Uso de cremas esteroides. Hasta 85% de los casos de fimosisleve a moderada responden bien a este tratamiento. Se utilizan dos veces al día durante 4 a 6 semanas. Sin embargo, en ocasiones la afección puede reaparecer varios meses después de terminar el tratamiento.
  • Circuncisión. Si el prepucio aún no se puede retraer luego del uso de un esteroide tópico, el médico puede sugerir cirugía. En este caso, un cirujano corta el prepucio atrapado y libera la constricción de la piel. Cabe destacar que después de la cirugía puede haber algunas complicaciones como infección o sangrado.

 

Virus del papiloma humano

¿Qué es y como prevenirlo?

Los virus del papiloma humano (VPH) son virus comunes que pueden causar verrugas. Existen más de 100 tipos de VPH. La mayoría son inofensivos, pero aproximadamente 30 tipos se asocian con un mayor riesgo de tener cáncer. Estos tipos afectan los genitales y se adquieren a través del contacto sexual con una pareja infectada. Se clasifican como de bajo riesgo o de alto riesgo. Los VPH de bajo riesgo pueden causar verrugas genitales. En las mujeres, los VPH de alto riesgo pueden conducir al cáncer del cuello uterino, vulva, vagina y ano. En los hombres, pueden conducir al cáncer del ano y del pene.

Aunque algunas personas que desarrollan verrugas genitales por infecciones con VPH tienen síntomas, otras pueden no sentirlos. Un profesional de la salud puede tratar o eliminar las verrugas. En las mujeres, el examen de Papanicolaou puede detectar cambios en el cuello uterino que pudieran evolucionar en cáncer. El Papanicolaou y el test del VPH son tipos de exámenes de detección del cáncer cervical.

El uso correcto de los preservativos de látex reduce enormemente, aunque no elimina, el riesgo de contraer y contagiar el VPH. Las vacunas pueden proteger contra varios tipos de VPH, incluyendo algunos de los que pueden causar cáncer.

¿Cuál es el color de tu orina?

A través de la orina expulsamos a diario cientos de desechos que nuestro cuerpo no necesita y que provienen de todo lo que comemos y bebemos. Sin embargo, la orina también puede servir para alarmarnos de algún problema de salud, ya que cuando algo no anda bien, la tonalidad puede cambiar y se puede presentar un olor fuerte que nos puede resultar desagradable.

Aquí te explicamos 8 tipos de orina que podrían decir algo importante sobre la salud

Orina de color amarillo claro
La orina de una persona saludable es de color amarillo brillante casi transparente. Ese color característico de la orina se debe a un pigmento llamado urobilina. Nuestra orina normal transporta esas urobilinas, las cuales se diluyen en agua y crean ese color amarillo casi transparente que indica que tenemos una correcta hidratación. Por lo tanto, si el color amarillo es intenso quiere decir que estamos deshidratados.

Sin embargo, si el color de la orina es demasiado claro y la persona tiene la necesidad de orinar frecuentemente, puede tratarse de la intoxicación por agua, o sobrehidratación, que se produce cuando la persona consume agua en exceso.

Orina turbia
Una orina turbia puede indicar que contiene fosfato, lo cual podría ser producto de piedras en el riñón. Si la orina continúa turbia durante algunos días es un signo claro de una infección en el tracto urinario, por lo que se recomienda visitar al doctor. Por lo general, el color turbio en la orina viene acompañado de un olor fuerte en la misma y deseo frecuente de ir al baño.

En el caso de los hombres, el color de orina turbia o sucia puede deberse al semen que queda en el tracto urinario.

Orina azul verdosa
Por lo general se debe a algo que has comido previamente, especialmente si dicho alimento tenía un colorante azul o verde. Por ejemplo, los espárragos pueden hacer que la orina tenga un tono verde o azul.

Por otro lado, una tonalidad azul o verdosa también podría indicar que estás en un proceso de cambiar vitaminas o medicamentos. Si ninguno de estos dos casos te explica la tonalidad azul verdosa, consulta al médico.

Orina color naranja
El consumo de alimentos como mora de los pantanos (mora naranja), remolacha, zanahorias o cualquier alimento naranja, puede hacer que la orina sea de color naranja. Algunos medicamentos o la deshidratación también puede provocar que la orina tenga esta tonalidad. Si la orina es de un tono naranja oscuro casi marrón, podría significar que tiene bilis. En estos casos lo mejor es consultar al médico.

Orina color marrón
La orina color marrón puede ser producto de haber ingerido alimentos como frijoles, habas, alubias, ruibarbo o algunos tipos de medicamentos. En un caso más extremo este color de orina puede estar indicando un problema del hígado o mucha deshidratación.

Orina espumosa
En estos casos casi nunca se ve alterado el color de la orina pero, en ocasiones, sí puede tener un tono más oscuro que puede ser muy alarmante. Si la orina es demasiado espumosa puede estar indicando el exceso de proteínas en el organismo.

Orina de olor fuerte
Ningún tipo de orina huele precisamente bien; sin embargo, todos sabemos diferenciar el olor particular de una orina normal y el olor cuando es demasiado fuerte. Los malos olores en la orina pueden ser producto del consumo de café o espárragos. Si este no es tu caso, pero la orina es de olor fuerte, lo ideal es consultar al médico.

Orina de color rosa o rojizo
Algunos alimentos que son de color rojo natural pueden causar alteraciones en el color de la orina y proporcionarle una tonalidad rosa o rojiza. El consumo de arándanos, ruibarbo o algún alimento rojizo puede hacer que la orina cambie a este tono. Sin embargo, este color en la orina también puede deberse al consumo de ciertos medicamentos, sangre en orina, ejercicio intenso o una infección. Si la orina no vuelve a su color habitual antes de 24 horas, consulta al médico.

En casos más extremos, el color rosa o rojizo en la orina puede ser indicador de cáncer de riñón, próstata agrandada o cálculos en la vejiga.

Si deseas mayor información acerca de este tema, envíanos tus comentarios, llámanos y agenda tu cita al 1157-7575 ó 8348-7320 · www.urologomanuelmendoza.com

¿Qué es la Disfunción eréctil ?

¿Qué es?

Es la incapacidad del varón para obtener o mantener una erección suficiente y realizar un coito satisfactorio. La DE es una situación muy frecuente; se ha calculado que afecta en mayor o menor grado a la mitad de los hombres entre los 40 y los 70 años. Pero no es un tema que se trate abiertamente, pues forma parte de la vida íntima de los individuos y de las parejas. Mitos y expectativas culturales de la sexualidad masculina han impedido a muchos varones buscar ayuda para un trastorno que puede beneficiarse, en la mayoría de los casos, de un tratamiento relativamente sencillo.

¿Cuáles son las causas de la DE?

Cualquier alteración de los mecanismos que intervienen en la erección (deseo sexual, estímulo, problemas neurológicos, problemas vasculares) puede producir la alteración del proceso normal de la erección y, por tanto, disfunción eréctil.

Tratamiento

La gran mayoría de hombres con problemas de erección pueden recibir diferentes tratamientos, todos ellos eficaces y seguros si se toman siguiendo los consejos del médico, y pueden llegar a solucionar el problema.

El tratamiento debe basarse primero en la identificación de las causas que producen la disfunción eréctil.

A veces un simple cambio en los fármacos que se están tomando para controlar otras patologías puede ser suficiente.

Otro tipo de tratamientos que se pueden utilizar son:

– Inyecciones en el pene: la sustancia inyectada tiene una acción local que facilita la erección.

– Dispositivos de vacío: provocan un vacío haciendo que el pene se llene de sangre y se produzca la erección.

– Cirugía: En general y cuando los métodos anteriores no son eficaces, se recomienda la colocación de una prótesis de pene.

– Tratamiento hormonal: en caso que los problemas de erección sean de causa hormonal como puede ser por Déficit de Testosterona.

– Tratamiento psicológico: está indicado en aquellos hombres con problemas de erección de causa psicológica o mixta.

– Ondas de choque: son ondas de baja energía que aplicadas en la región genital producen un efecto beneficioso sobre la circulación sanguínea, pudiendo mejorar la función eréctil.

– Tratamientos tópicos: crema de aplicación local, con efecto a los 5-30 minutos desde la aplicación.

Sólo tu médico puede decirte cuál es el tratamiento de la Disfunción Eréctil más adecuado para ti. Sólo una farmacia acreditada puede suministrarte la medicación que te han prescrito.

Preguntas más frecuentes sobre la Vasectomía

Preguntas frecuentes sobre la Vasectomía

¿Qué tan efectiva es la vasectomía?
Ofrece protección anticonceptiva mayor al 99%.

¿Quiénes se pueden realizar la vasectomía?
Hombres en edad fértil con vida sexual activa que quieran usar un método permanente de planificación familiar en las siguientes condiciones:

  • Que hayan recibido una amplia consejería previa a su realización.
  • Que tengan el número de hijos deseado.
  • Que tengan una pareja con un alto riesgo reproductivo.
  • Que tengan pleno conocimiento del carácter definitivo del método y de los riesgos de la intervención.

¿Quiénes NO se la pueden realizar la vasectomía?

  • Hombres que deseen tener hijos en algún momento.
  • Hombres con antecedentes de cirugía de escroto o de testículo.
  • Hombres cuyos testículos no descendieron.
  • Hombres que tengan trastornos de coagulación.

¿Quiénes SI se pueden realizar la vasectomía con estricta valoración del médico?
Los hombres que presenten las siguientes situaciones:

  • Hidrocele (concentración de agua en la bolsa escrotal)
  • Varicocele (Obstrucción de las venas que drenan la sangre de los testículos)
  • Hernia inguinal
  • Infección del escroto, testículos o conducto deferente
  • Padecen diabetes
  • Hombres con diagnóstico de alguna ITS activa, así como de  VIH o Sida, pues aumenta el riesgo de una infección postoperatoria.

¿Cuándo se pueden reanudar las relaciones sexuales sin riesgo de embarazo?

  • Se pueden reanudar después de una semana efectuada la vasectomía, si no hay molestia.
  • Para que no haya riesgo de embarazo después de la vasectomía, hay que usar un método anticonceptivo de apoyo (condón o espermicida), durante 3 meses después de realizada la cirugía, o posterior a las 25 eyaculaciones.
  • Para estar seguros de que ya no hay espermatozoides en el semen y que ya se puede dejar de usar el método de apoyo, se debe realizar un examen de laboratorio después de los 3 meses de realizada la cirugía o 25 eyaculaciones posteriores a ella.

¿Qué efectos o malestares se pueden presentar después de la vasectomía?
No se conocen efectos o malestares asociados directamente al método. Ocasionalmente pueden presentarse problemas asociados al procedimiento quirúrgico:

  • Hematoma (moretón)
  • Infección de la herida quirúrgica
  • Granuloma (úlcera con salida de pus o sangre causada por mala cicatrización)

Ventajas de la Vasectomía

¿Qué es la Vasectomía?

La vasectomía es un método quirúrgico anticonceptivo permanente que se realiza al hombre; a través de la vasectomía se cortan y amarran los conductos deferentes, de esta manera los espermatozoides no se pueden mover fuera de los testículos y, por lo tanto, el hombre no puede dejar embaraza a la mujer.

Se utiliza anestesia local para la operación de vasectomía, la inyección de la anestesia no produce dolor.

Los hombres en edad fértil que quieren realizarse la vasectomía porque tienen una vida sexual activa, lo hacen porque ya tienen el número de hijos deseados, porque su pareja tiene un alto riesgo reproductivo por ser muy fértil, etc.

La vasectomía no está recomendada para aquellos hombres que en algún momento de su vida pueden desear tener hijos porque sus circunstancias han cambiado o porque tienen una nueva pareja, aquellos que tengan problemas de coagulación, aquellos en los que los testículos no hubieran descendido, etc.

Ventajas de la Vasectomía

Algunas de las ventajas que tiene la realización de la vasectomía, pueden ser:

– Es una intervención sencilla que no provoca dolor, puede provocar molestias durante unos días nada más.

– Es el anticonceptivo más seguro para el hombre, si se tiene claro que no se quieren tener más hijos.

– No interfiere en la relación sexual, ni en la capacidad de erección, en el libido, etc. No afecta en la capacidad del hombre para alcanzar el orgasmo.

-No es un procedimiento de alto costo

Hidrocele Testicular – Causas, síntomas y tratamientos

¿Qué es el hidrocele testicular?

El hidrocele testicular consiste principalmente en la acumulación de líquido seroso alrededor de uno de los testículos, más concretamente alrededor del cordón espermático y dentro de la túnica vaginal, provocando la hinchazón del escroto.

El hidrocele testicular es el tipo de hidrocele más común, ya que el hidrocele en términos generales se refiere a la acumulación de líquido seroso en una cavidad del cuerpo humano, produciéndose sólo en hombres.

Tipos de hidrocele testicular

  • Hidrocele testicular congénito. Este tipo de hidrocele es el que aparece desde el nacimiento del niño y se denomina hidrocele testicular comunicante ya que se debe a un problema en el cierre del conducto que comunica el interior del abdomen con el escroto. En ocasiones va asociado a una hernia inguinal.
  • Hidrocele testicular adquirido o crónico. Se trata del tipo de hidrocele que se produce en hombres adultos a lo largo de la vida debido, como ya hemos mencionado, a la acumulación de líquido alrededor del testículo. En el caso de que este tipo de hidrocele se forme en ambos testículos recibe el nombre de hidrocele testicular bilateral, solucionándose principalmente con una intervención quirúrgica.

Causas del hidrocele testicular

Las causas que provocan la aparición del hidrocele testicular varían según el tipo, siendo debido a un cierre incompleto de la cavidad peritoneal en los hidroceles congénitos mientras que las causas del hidrocele testicular adquirido puede deberse a varios motivos, entre los cuáles están la lesión del testículo o del epidídimo por la que se produce la acumulación de líquido. Esta acumulación de líquido seroso en el testículo puede deberse a una infección en algunos casos, siendo necesaria la cirugía.

Por otra parte, la aparición de un hidrocele testicular también puede producirse en un reducido número de casos como consecuencia de una cirugía previa por algún otro motivo. Ejemplo de ello son los hidroceles adquiridos tras una operación de varicocele o una cirugía de reparación de hernia inguinal. A pesar de ello, estos casos suelen englobar un porcentaje muy bajo de los casos de hidrocele testicular y su reparación se lleva a cabo del mismo modo que los hidroceles de origen no quirúrgico.

Tratamientos del hidrocele testicular

La decisión de tratar un hidrocele testicular o no, consiste principalmente en si causa síntomas molestos o no y del tipo de hidrocele que se trate.

Por ejemplo, en el caso del hidrocele testicular congénito se recomienda esperar hasta que el bebé tiene un año o un año y medio antes de llevar a cabo cualquier tipo de operación, ya que normalmente este tipo de hidrocele testicular se solucione de forma espontánea. No es así en el caso de que se trate de un hidrocele asociado a una hernia inguinal, caso en el que probablemente habrá que intervenir y llevar a cabo una cirugía de extirpación en lugar de un simple drenaje.

Por otro lado, en los casos en que se produce el hidrocele testicular en adultos, no se solucionan solos en casi ningún caso y tan sólo se operan en casos en los que el paciente sufra molestias, se deban a una infección o lo decida el mismo paciente consultando con el especialista debido a que quiere solucionar el problema debido a razones estéticas.

Epididimitis: ¿qué es?, causas, tratamiento y prevención

¿Qué es la Epididimitis?

Es una inflamación del Epidídimo. Y ¿qué es el Epidídimo? Es un tubo largo y en espiral que se encuentra detrás de los testículos. El Epidídimo está encargado de almacenar y llevar la esperma producida por los testículos antes de eyacular.

La Epididimitis puede ser causada por Enfermedades de Transmisión Sexual (ETS) como la Gonorrea o la Clamidia, o por golpes recibidos en esa área, entre otras causas. Los hombres pueden contraer esta enfermedad a cualquier edad, pero es más común en los que están entre los 19 y los 35 años. Si no es tratada a tiempo, puede complicarse e incluso provocar infertilidad.

Causas

La Epididimitis puede deberse a:

  • ETS: Las enfermedades de Transmisión Sexual como gonorrea y clamidia son la causa más común. Generalmente, las infecciones en la uretra o en la vejiga se diseminan y llegan hasta el epidídimo
  • Otras infecciones: También suele ocurrir por infecciones que no son trasmitidas sexualmente, como por ejemplo cuando las infecciones de la próstata (prostatitis) o las infecciones de las vías urinarias se propagan y llegan al epidídimo
  • Tuberculosis
  • Golpes en los testículos
  • Uso del medicamento Amiodarone: Este medicamento que se usa para tratar arritmias cardiacas (irregularidades en el ritmo del corazón), puede causar inflamación del epidídimo
  • Acumulación de presión, como sucede después de la vasectomía
  • Regreso de la orina al epidídimo cuando se hace demasiada fuerza, por ejemplo al levantar objetos pesados

Quienes tienen mayor riesgo de desarrollar epididimitis son los hombres que no practican sexo seguro y que están en constante riesgo de adquirir ETS (Enfermedades de Transmisión Sexual), los que han tenido una cirugía de las vías urinarias reciente o los que usan un catéter (un tubo) permanentemente, los que tienen la próstata crecida y en algunos casos, los que no están circuncidados. Todas estas situaciones aumentan el riesgo de que ciertas bacterias e infecciones lleguen al epidídimo y lo inflamen.

Síntomas

Los síntomas de la Epididimitis pueden ser desde una irritación leve, con o sin fiebre  hasta dolores severos en los testículos. Estos son algunos de los síntomas más comunes:

  • Inflamación testicular: el testículo aumenta de tamaño, se enrojece y se siente más caliente y más pesado de lo normal
  • Una protuberancia o bulto en el testículo
  • Dolor (leve o severo) y sensibilidad en el testículo afectado
  • Ardor o dolor al orinar
  • El dolor en los testículos aumenta cuando se va al baño a evacuar
  • Inflamación y sensibilidad en la ingle del lado afectado
  • Fiebre y escalofríos
  • Secreción o flujo por la punta del pene (uretra)
  • Semen con sangre
  • Dolor al tener relaciones sexuales o al eyacular

Algunas veces el dolor intenso en los testículos también puede ser síntoma de una Torsión Testicular que ocurre cuando no fluye suficiente sangre hacia el testículo debido a una torsión en alguno de los canales que llegan al testículo. La Torsión Testicular es una emergencia y la persona debe ser llevada al hospital inmediatamente. Por eso nunca se debe ignorar un dolor en los testículos, especialmente cuando sucede de repente o después de un golpe.

Generalmente los síntomas se desarrollan en uno o dos días y tienden a mejorar con el tratamiento. Pero cuando los síntomas no mejoran con el tratamiento o regresan, eso quiere decir que hay Epididimitis crónica. Cuando la Epididimitis se complica, puede causar infertilidad.

Diagnóstico

Además de estar pendiente de los síntomas, ¿cómo puedes saber si tienes Epididimitis?

Generalmente, lo primero que hace el médico es un examen físico para ver si tienes alguno de los síntomas externos. Además, mediante un examen rectal puede ver si hay sensibilidad o aumento en el tamaño de la próstata.

También se pueden hacer los siguientes exámenes:

  • Cultivo de las secreciones de la uretra para identificar si hay infección
  • Análisis de la orina en varias muestras: orina del chorro inicial, orina de la mitad del chorro y orina después de un masaje de próstata
  • Pruebas para identificar si hay gonorrea y/o clamidia
  • Examen de sangre, biometría hemática, en inglés se le abrevia CBC, para revisar si hay elevación en el número de glóbulos blancos que indican infección
  • Otros exámenes (Ultrasonido, Ecografía o de Medicina Nuclear) para descartar que haya Torsión Testicular o algún tumor en los testículos

Prevención y Tratamiento

Como las posibles causas de la Epididimitis son varias, las formas de prevenirla también son diferentes.

El sexo seguro es una de las primeras formas de prevención, pues al usar condón, al reducir el número de parejas sexuales o al menos saber que no tienen ETS, se reducen los riesgos significativamente. Igualmente, el hacerte exámenes rutinarios para identificar si tienes ETS, ayuda a detenerlas temprano de modo que las infecciones no se extiendan y te causen epididimitis.

Durante las cirugías también se tienden a administrar antibióticos a los pacientes para evitar infecciones por esa vía.

Por lo general la epididimitis se cura con antibióticos. Si la enfermedad es causada por ETS se requieren antibióticos especiales y además tu pareja sexual también debe recibir tratamiento. El tratamiento con antibióticos debe hacerse completo, tal y como te lo recomiende el médico. Aunque te sientas mejor o bien a los pocos días, nada te asegura que la infección ya no está allí. Es importante que el médico te revise después de haber terminado los antibióticos, para asegurarte que la infección desapareció.

Si los antibióticos no te eliminan los síntomas en los primeros días, debes consultar al médico pues puede ser que necesites otro tipo de antibiótico o que tu epididimitis no haya sido causada por una infección y en ese caso necesitas otro tipo de tratamiento.

El médico también te puede recetar algunos medicamentos para calmar el dolor y para reducir la inflamación (antiinflamatorios).

Mientras estás tomando las medicinas, es recomendable el reposo en cama, acuéstate elevando la cadera y aplícate compresas de hielo en los testículos. Además es importante que no tengas relaciones sexuales hasta que no estés seguro que la infección cedió.

En los casos en que la enfermedad se complica o es causada por otros problemas físicos o por tuberculosis, puede ser que necesites cirugía. Cuando se forma un absceso (una protuberancia con pus) será necesario drenarla.

De todos modos, sea cual sea el tratamiento que recibas, son muy pocos los casos en que no se puede curar la Epididimitis. Y cuanto más temprano la identifiques y consultes a tu médico, más fácil será curarla y continuar tu vida con normalidad.